Las vidas pasadas y las dimensiones paralelas

¿Crees en las vidas pasadas?

Yo creo en ellas, pero como todo en la vida, es, en realidad relativo. Te explico como lo siento y sin el fin de confundirte, porque sé que hay muchas personas que tienen ideas encontradas con el tema, especialmente por creencias religiosas. Y es que en parte, también tienen razón…

y claro, te preguntarás:

¿Cómo, no que crees en las vidas pasadas, es más, inclusive haces regresiones*  y ahora dices que los que no creen también tienen razón?

Pues sí y la respuesta es muy simple.

No existe el tiempo
No existe el tiempo
No existe el tiempo

A estas alturas creer en el pasado y en el futuro, es ya, falta de información, al menos como lo conocemos… y eso, lo demostró hace mucho tiempo el genial Albert Einstein.

Y si el tiempo no existe, ¿qué es entonces lo que sucede?

Bueno, todo en realidad es mucho, mucho más grande de lo que podamos siquiera imaginar, de lo que nuestra mente racional, pueda comprender… digamos que el tiempo, en vez de ser lineal, es una serie de sucesos que pasan en un mismo momento.

Gracias a mis meditaciones, he podido sentir y percibir, y esa es la mejor forma de explicarlo, que el tiempo es como un gran prisma (aunque seguramente es todavía más grande aún, y es que mientras más sé, más me doy cuenta que nada sé) y nuestras vivencias, son una serie de eventos que suceden al mismo tiempo. Y en el caso de vidas pasadas, en distintas dimensiones, digamos, si ves la imagen, cada cara del prisma representaría una vida pasada.

Las dimensiones paralelas

Pero también, existen dimensiones paralelas dentro de nuestro mismo tiempo, las cuales vamos creando con nuestros pensamientos, más aún, con nuestra intención y fuerza en momentos de vida que requieren decisiones importantes.

Todas estas dimensiones paralelas, se van creando y co creando constantemente como en una bella danza (ahora que lo escribo, me viene a la mente la imagen de un caleidoscopio…) pero al final debemos siempre concentrar nuestra energía y atención al Aquí y al Ahora y lo demás entenderlo, simplemente como un abanico de dimensiones.

Y si el tiempo en realidad no existe (como ya está comprobado científicamente) la religión, desde ese punto, tiene también razón acerca del tema, aunque más que razón, en realidad es casi casi un juego de palabras 🙂

¿Cuando abrimos otras dimensiones paralelas?

Como lo mencioné antes, cada vez que nos vemos situados en una incertidumbre en nuestra vida.

¿Te ha pasado, que han habido momentos en los que has tenido que tomar una decisión importante en tu vida y no sabías que hacer? ¿o tuviste la sensación de que tu cuerpo se partía literalmente en dos…? bueno, no era solo sensación, es realmente lo que sucede… en cierta forma…

Cuando dices, me siento entre la espada y la pared, tengo que decidir entre estas dos opciones de vida, dos personas, dos realidades… Bueno, al espíritu, tú espíritu, lo que le encanta y para lo que ha venido a este mundo, es para experimentar y mientras más lo pueda hacer, créeme, lo va a hacer.  No subestimes nunca la capacidad que tiene tu espíritu de crear y co crear realidades… podrás entonces notar que la definición: “Tus pensamientos, crean tu realidad” tiene una connotación mucho más grande de la que en realidad puedes imaginar.

Y cada vez que me doy cuenta que sé más… más me doy cuenta que menos sé…

En este caso, lo que sucede entonces, es que abriste una dimensión paralela.  ¿Y qué pasa si una persona, en una vida, ha creado muchas dimensiones?… bueno, seguramente estará agotada 🙂

es importante cerrar puertas, terminar historias y si no las haces, no hay problema, al menos ser conscientes de ellas para así, poder sanarlas.

***Te cuento mi experiencia y cómo llegué a notarlo: Cuando falleció mi segundo hijo, Noah (aquí puedes ver el post) y tuve como consecuencia, mi despertar espiritual (acá el video donde te lo cuento) estuve en realidad muy tranquila y con mucha aceptación sobre lo ocurrido… pero cuando hacía mis meditaciones diarias, podía ver/encontrarme/conectarme, con una YO sumida en la tristeza más profunda, sumergida en el sufrimiento más intenso… al principio, me llamó la atención, pensé, “esa no soy yo…”,  pero de alguna manera podía “sentirla” y conectar con ella.  Así que dejé de preguntarme y simplemente, comencé a mandarle/me luz… comencé a sanarme a mi misma sin entender muy bien, que era lo que estaba pasando…

¿¡¿ Y qué era lo que estaba sucediendo?!?, cuando abría los ojos y estaba en mi día a día, yo era una persona plena, en paz y hasta puedo decir con tranquilidad: feliz (si, a pesar de todo), pero cuando cerraba mis ojos y meditaba, automáticamente me encontraba con esta otra YO que estaba viviendo un calvario total.  Al principio, dejé de preguntarme mucho, tanto, lo que hacía me hacía sentir bien y al fin y al cabo, eso era lo principal.  Pero poco a poco, comencé a entender que sí, era a mi misma la que estaba sanando y esta otra YO era tan real como la Yo actual… así que la siguiente idea loca pasó por mi cabeza…

¿seré realmente yo en otro lugar y en otro tiempo? Tiempo después, cuando llegó a mis manos el libro de Robert Schwartz**, tuve mi confirmación, si, era lo que supuse, al momento que murió mi hijo, abrí/creé otra dimensión paralela.

Y es que nosotros tenemos la capacidad de conectarnos con estas dimensiones paralelas, nutrirnos y sanarnos por medio de ellas… ojo, repito, tenemos la capacidad de NUTRIRNOS Y SANARNOS a nosotros mismos, por medio de nosotros mismos.  Porque así como yo en particular pude observar esa dimensión de luto y sufrimiento, seguramente, es probable que también tenemos dimensiones de inmensa felicidad, entonces, ¿porqué no atraer esa energía a nuestro YO presente?

Todo esto requiere paciencia, silencio y mucha atención.

¿Hay manera de romper estas dimensiones?

Si, puede suceder de manera natural, cuando el mismo espíritu toma la decisión de que esa dimensión ya no le aporta nada o puedes también hacerlo rompiendo cuerdas energéticas.  Tengo una meditación que te puede ayudar, en este caso está dirigida a alguien en particular, porque sirve también para romper lazos con alguien, pero puedes usarla igual para cortar situaciones que sientas que arrastras.

Haz clic aquí para escuchar la meditación

Y como todo en la vida, si sientes que te resuena algo de lo que escribí y se te hace sentido, abrázalo y recíbelo con amor.  Si por otro lado, sientes que algo de lo que menciono, no resuena con tus creencias, no pasa nada, suéltalo y déjalo ir…

mucha luz y mucho amor,

 

 

 

 

 

 

 

*Regresiones: si deseas hacerte una regresión para obtener alguna respuesta, ver de donde viene algún patrón el cual conscientemente no sabes donde se originó o sanar algún miedo, escríbeme a contacto@creciendoenconciencia.com para mandarte la información.

**Robert Schwartz es el autor de dos libros, “El plan de tu alma” y “El don de tu alma”, en ellos ha realizado un sinnúmero de regresiones, centrándose mucho en la vida entre vidas y las conversaciones con nuestro YO superior, guías y maestros

 

Deja un comentario