Yo también me gané el cielo

Me gané el cielo, es el nombre del Blog de ahora una de mis mejores amigas o hermana del alma, Ursula.  Hace un par de semanas la conocí y estuvimos en contacto porque la labor que realiza me parece maravillosa, ella creo vida a raíz de una muerte, trajo luz, positivismo, fe, esperanza, sonrisas y nuevamente felicidad a muchas madres que han perdido a sus hijos (y su esposo también un hombre maravilloso a muchos padres de la misma manera).

Cuando conocí a Ursula, al momento la admiré y me causó también curiosidad, no puedo negarlo, como uno puede vivir con la perdida de un hijo y ser tan feliz como ella, brillar tanto como ella.  Así que cuando regresé a casa me puse a leer todo su Blog y me enteré ahí que a raíz de la muerte de su hijo había creado una ONG de ayuda a padres que han perdido a sus hijos, “que gran mujer”, pensé nuevamente.. como fue capaz de crear algo tan maravilloso de una tragedia de tal magnitud?.  Recuerdo habérselo comentado a mi mamá y decirme ay tú porque lees esas cosas! con nervios, con tabú, como diciéndome esas cosas no lee una mamá! (entiendo también que me quería proteger a su manera) y recuerdo haberle dicho y porque no? es algo que sucede, pasa y no podemos cerrar los ojos, no querer escuchar, no querer hablar, no querer ni mencionar.. porque igual va a suceder si tiene que suceder..

Así que me armé de valor y le escribí a Ursula, le mencioné que nos habíamos conocido hace poco y que me encantaría escribir sobre ella y su ONG en mi Blog, porque seguramente podría ayudar a muchas mamis.. y así estuvimos en contacto, hasta que el jueves 13 de marzo, este horrible día que nunca olvidaré, me sucedió a mí, yo perdí a mi Bebé, a mi hermoso, maravilloso, precioso y dulcisimo Bebé, con 2 años 8 meses y 13 días de pura felicidad.. lo perdí, por un tonto accidente en casa, como la mayoría de veces suele suceder.. a mí, que tanto lo cuidaba, que tanto lo amaba, que no quería tener nana porque quería disfrutarlo (aquí el post que escribí sobre eso), que nunca dejé que nadie lo bañe, que le cocinaba sano, preparaba sus leches en casa, que nunca dejé que pise una cuna, que le dí de lactar hasta cuando él quiso.. a mí, si, a mí… porque a mí?!? si lo cuidaba tanto, lo amaba tanto.. porque?!? ahora entiendo porque la semana pasada, antes que comenzaras el nido me sentía tan melancólica, tan triste.. era porque mi tiempo había terminado (aqui el post que escribi)

No fue suficiente haber perdido a mi padre de niña, sentir el dolor, el vacío.. no fue suficiente sobrevivir a un tsunami y ver miles de muertes, vivirlas en carne propia (aquí mi post sobre el tsunami), no fué suficiente tener que luchar contra el enfermedad de mi hijo mayor (ahora ya totalmente sano), pero verlo sufrir, noches en vela, correr al hospital.. no???? no fue suficiente??? ahora también tenía que perder a la luz de mis ojos?..PORQUE?!?

El viernes por la mañana le escribí a Ursula, fue un correo muy difícil, le puse simplemente.. ahora entiendo porque tenía que conocerte, era por mí, tu me tenías que ayudar a mí.. Ursula, tan bella como es, fue corriendo al cementerio y le pidió a su maravilloso hijo que vaya a buscar a mi hijo y vaya a decirle que le manda su Mami de la tierra para que sean amigos.. después de todo lo que me ha venido pasando estos días, puedo decir que Gabriel es ahora el hermano mayor de Noah en el cielo.

Estos días he sentido una mezcla indescriptible de sensaciones.. tristeza, rabia, culpa.. pero también, increíblemente, felicidad, felicidad pura y plena, una luz y un amor que no sabría describirlo porque nunca antes en mi vida había sentido algo tan fuerte y tan hermoso. Sé, porque lo siento, que mi hijo está inmensamente feliz y que es él que me está mandando esta sensación, lo siento como si me dijera: Mamita linda, no te preocupes por mí, estoy muy pero muy bien, mira, voy a hacerte sentir un poquitito como me siento para que no sufras y no estés triste.. y para que entiendas Mamita, que la muerte no es el fin, es solo el comienzo de otra vida, de la vida real.

El domingo fui con mi hijo mayor al cementerio, quería que escoja el lugar donde íbamos a enterrar a su hermanito.. y mientras caminábamos agarrados de la mano le dije: “amor, parece un sueño no?”, él se puso enfrente mío, me agarró de las 2 manos y me dijo, “Mamá, todavía no te has dado cuenta que la vida es un sueño????”… minutos después escogía el lugar donde iba a estar su hermano.. sin darse cuenta, escogió un lugar al costado de un niño que se llamaba Gabriel.. igual que el hijo de Ursula.. como diciéndome, estamos juntos Mami, no solo acá, también en el cielo..

Te amo tanto mi Bebé, te adoro, te extraño, te pienso y TE SIENTO.  Gracias por haber nacido, gracias por haberme dado el honor de ser tu Madre, gracias por haberme dado tanto amor incondicional, gracias por haberme enseñado a ser feliz.. pronto Mamita estará contigo, tú ahora juega, no te preocupes por mí mi cielo que yo voy a estar bien, voy a honrarte mi vida, voy a aprender de Ursula, porque tú la pusiste en mi camino, voy a tratar de hacer como ella, sacar lo mejor de esto, no te preocupes por tu hermano que papi y mami lo cuidan, sé cuánto lo amabas y va a seguir siendo así mi amor.. tu ahora juega, sé feliz..

Y sí Ursula, tienes razón, nos ganamos el cielo..

Les paso el link del Blog de Ursula, con el post que escribió para mí: http://meganeelcielo.blogspot.com/2014/03/para-ti-jennifer-y-para-todas-las-mamas.html

Y el link de Thaniyay, la ONG creada por Ursula: http://www.thaniyay.com/

*Post original escrito el 20/03/2018

Mucha luz y mucho amor,

Deja un comentario